Vender para niños hablando groserías

Hoy una de mis suscriptoras, que tiene un negocio en el rubro infantil, me preguntó preocupada, algo que escucho mucho: 

“Me encantan las groserías, pero me tengo que frenar ya que mi trabajo va dirigido a niños %$#%$#. ¿Cómo hago para comunicarme?” 

Hay un “error” escondido en lo que ella me dijo y que puede estar haciendo que no venda tanto como podría. ¿alguna idea? 

¿Hablar lisuras? 

Frío. 

Mi primera clienta de copywriting, era del mundo del mindfulness y yoga, usaba palabrotas al comunicarse por redes sociales y en sus libros, y no representan impedimento alguno para que venda sus cursos y talleres. De hecho yo me apunte a su curso porque me gustaba que ella fuera así. 🙂

Como conté a mis suscriptores en un mail anterior, si hablar groserias o palabrotas forman parte de la personalidad de tu marca, no le veo nada malo.

Ahora bien, depende de cómo, cuándo y cada cuánto las uses y a quién quieres llegar obviamente. Una empresa grande quizás no se lo pueda permitir, pero un negocio o marca personal sí lo podría hacer. 

En fin. Ese no es el “error”. El error es…

Continuar leyendo «Vender para niños hablando groserías»