Por qué un viaje de aventura es tan beneficioso si tienes muchos miedos

viaje de aventura
Yo y mis amigos al terminar de «escalar» hacia una cascada.

“El mundo es un libro y aquellos que no viajan solo leen una página”. – San Agustín

Quizás aún no has hecho un viaje de aventura. Quizás el dinero que ganes lo inviertes en comprar cosas, salidas a cines, discosm bares, etc. Tal vez no entiendas qué hay detrás de los viajes y porqué hablan tantas maravillas de ellos.

Yo solía pensar así, hasta que hice mi primer viaje de aventura en diciembre de 2016. Fue un viaje que me trajo una claridad mental brutal.

Fue tanto lo que me dio, que decidí ponerme como meta mínimo dos viajes al año :).

#1 Estar en el momento presente y concentrado al 100%

«Si te distraes…mueres» jejeje. No tanto así, pero un viaje de aventura requiere que estés concentrado al 100% en lo que oyes, miras, sientes y tocas. Recuerda, ¿qué hacemos mucho a diario? Pensar en el pasado, en lo que hicimos mal o preocuparnos por el futuro. Perdiendo así tiempo, cuando solo somos turistas. Pues bueno, al hacer turismo de aventura, no te puedes permitir esto.

Recuerdo que una de las cascadas que subí tenía más de 10 metros de altura. Imagínate ¿que hubiese pasado me distrajera al pisar mal, o no tocar bien una de las rocas de apoyo? Las aguas de rio eran profundas y las rocas resbalosas, si me resbalaba…me llevaba el río!!!!!

 

#2 Enfrentas tus miedos

Si, los enfrentas porque subir 10/20 metros, escalar a elevadas altitudes o cualquier otra actividad que requiera un gran esfuerzo físico o que nunca hayas hecho…te da algo de miedo ¿o no?. Pero debes hacerlo sino no avanzas. No creo que prefieres quedarte en la seguridad del suelo mientras ves como el resto avanza :).

Cuando lo haces y llegas a tu meta, te sientes capaz y más segura de ti misma/o en ese momento. Al menos así fue conmigo ;).

Recuerdo haberlo sentido a la hora de subir una inmensa roca solo con la ayuda de una soga. Casi me caigo, pero con la ayuda del guía lo conseguí.

 

#3 Menos apego a lo material y a algunas facilidades

Durante tu aventura no puedes llevar grandes o pesadas mochilas, debes llevar lo esencial. Todo lo demás es un estorbo. El primer día a la caminata hacia las cascadas, una amiga llevo una mochila grande cuando el guia aconsejó no llevar nada pues el agua nos llegaria casi al cuello. Al final dejo su mochila.

Esos día no almorzamos sino hasta las 4-5pm. No había de otra, arriba en las cascadas no había restaurantes :P.

También aprendes a lo bien que se siente desconectar de internet, de las RRSS. Te da tranquilidad y compruebas que no te mueres por no estar conectado unos días :P. Debo admitir que el primer día si extrañé no tener mi PC, pero al sigiente día lo olvidé. Con tan bonitas caminatas, hermoso paisaje y rica comida…¿quién piensa en eso?

Para terminar, solo me queda recomendarte que viajes y hagas turismo de aventura lo más que puedas. Será algo que te quede para contar en toda tu vida. Además, de esta vida nos llevamos experiencias :), así que disfruta con todos tus sentidos cuando hagas tu viaje.

Cómo manejar el enojo al cobrar dinero: Lo que he aprendido

Desde que tengo uso de razón me enoja y cuesta cobrar dinero que me deben. Y, cuando el monto era muy alto y ya había pasado mucho tiempo desde, era normal que explotara y me llene de mucha amargura e indignación.

Si estas palabras te suenan familiar, lo que te contaré hoy te puede servir :D.

Primero, mi experiencia viene de ser la responsable por más de un año de las cobranzas de alquileres (la gran mayoría sin contrato ni acuerdo por escrito).  Sí, sí lo ideal es tenerlo acuerdos por escrito, pero yo acepté el trabajo, y este viene con todo jeje. Para mí ha sido un gran desafío y me ha traído grandes enseñanzas ;). Segundo,  he tenido que cobrar deudas acumuladas con sumas considerables. Tercero, quiero ser sincera y decirte que si bien ya no exploto a Abril 2017 aún me incomoda un poquito jejeje. Como todo, es un proceso ;).

¡¡Empezamos!!!

¿Con qué emociones estás yendo a cobrar?

Si vas a la defensiva, perdiste. Tienes que ir con calma y abierto a escuchar. Antes de reunirte con los deudores para un momento e identifica que sientes. No solo antes, también debes identificar que sientes durante la negociación. Cuando sientas que te empieces a llenar de enojo, de indignación o tu rostro se empieza a poner rojo…tómate unos minutos. Respira largo y profundo. Inténtalo por favor, verás que es útil.

Ahora analiza por qué te sentiste así. Trata de recordar qué experiencias pasadas está vinculadas con ese sentimiento desagradable. En mi caso, mi desagrado con cobrar viene desde la niñez:

Lo primera era que desde que recuerdo, oía en casa  a mis padres quejarse por las deudas que nos les pagan y eso me llenaba de indignación. Mi papá tomaba alcohol y lloraba de rabia e impotencia. Esas cosas se me quedaron. Nunca entendí por qué esa gente mala hacía ese daño a mis padres. 

Lo segundo, vinculaba que deber dinero con ser tonto/a y creo que desde niña juré que a mi no me pasaría eso. Hasta de adulta me repetía que mis padres eran buenos pero también muy tontos por dejarse engañar. Pero allí no queda todo, yo aconsejo hablar con las personas vinculadas a esa experiencia, el porqué te lo explico a continuación.

 

No asumas cosas

Yo iba con con el pensamiento de «vaya tipos frescos, con tremenda concha» «tipos malos». Y así pierdes también. No todos los deudores son malas personas o lo han hecho porque tienen tremenda concha.

Te dije que hablaras con las personas vinculadas a las experiencias pasadas ¿no? Pues bueno yo lo hice de pura casualidad. Le reclamé a mi mamá por qué era tan dejados y se habían dejado engañar. Me contó entre lágrimas otra parte de la historia:

«Cuando tu papá y yo empezamos con el negocio, vivíamos de préstamos y créditos. Habían veces que nos iba bien, pero también tuvimos fracasos. No teníamos ni para pagar y andábamos preocupados por la comida y gastos para tus hermanas. Había quienes nos daban más tiempo y la mayoría que se llevaban su mercadería. Nosotros hemos pasado por eso, Tania, los entendemos. Por eso, luego prestábamos dinero y eramos pacientes aunque muchas veces no nos pagaran. Nos poníamos en su lugar simplemente.»

De pronto, lo entendí todo. Sentí mayor empatía y tolerancia con los deudores…

Le reclamé a mi mamá de buena forma por qué nunca antes me había contado esto y yo me reclamé no habérselo preguntado muchísimo antes. Por eso te digo, ¡háblalo! 🙂

Otro ejemplo que te doy es el de un empresario que admiro. Él contó que en su peor fracaso y quiebra, debía a muchs provedores, pero prefirió primero pagar a su personal. Terminó perdiendo su casa. Él debía mucho y es una gran persona. Nadie que deba es una mala persona. No lo asumas, escucha antes.

 

Estar abierta/o a negociar y ceder

Quizás pienses que lo justo es que te paguen toda la deuda y te cierras en esa idea. Lo justo e ideales que te paguen todo, pero no te sorprendas que si la suma es grande, se nieguen pongan excusas y te pidan un descuento 🙁 . Si tú sigues insistiendo en tu idea de lo justo y llevas más de media hora en eso…déjalo.

No te desgastes en discusiones. El valor de tu tiempo es mayor y tu tranquilidad no tiene precio.

Lo que aprendí es: priorizar cortos periodos de plazo para el pago. Prefiero dinero (así sea casi la mitad)  para ese día o lo más pronto posible, a ningún dinero. En las primeras negociaciones exigía todo el monto sin importar el tiempo que se demoraran y me negaba a negociar menores montos. Quedábamos en plazos de tiempo mayores y al final resultaron un desastre…han sido las peores experiencias.

Yo normalmente empiezo a negociar con el 80% de la deuda y bajo hasta un 60% si se paga la deuda se hace en el momento. Hasta ahora me va bien, pero acepto sugerencias 😛

 

Por último, algo para los deudores: ¡Por favor no se queden callados! Acérquense a renegociar su deuda!! Lo peor que me ha pasado es prestar a amigos, que no se acerquen a renegociar su deuda, tener yo que pedirles y encima no paguen. Pero eso ya es para otro post ;).

Por qué los estudios de mercado NO son imprescindibles

Si quieres lanzar un producto o servicio al mercado, los estudios de mercado no son imprescindibles. Así como lo lees, no lo son. Son importantes, si. Pero, hay más variables en juego.

Te doy ejemplos:

No se hizo ningún estudio de mercado ni focus group cuando se lanzó el Walkman de Sony.

En los 70’s el estudio de mercado hecho para Apple marcaba indicaba que la gente no quería una computadora personal. ¿Te imaginas?

 

Piensa en Walt Disney. Lo que el hizo fue algo innovador para su tiempo. Nadie creía en él.

¿Ves? No debes tomar el resultado  tomar el resultado (favorable o no) como si ya tuvieras una certeza total de la respuesta del mercado. No es definitivo.

 

«Muchas veces, la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas.»

Respondió Steve Jobs en una entrevista en BusinessWeek en Mayo de 1998. Volvindo al Walkman de Sony, quién sabe lo que habría respondido la gente en 1979 ante la idea de un reproductor de música transportable. Habría sido difícil imaginarlo. Distinto es si lo tuvieran en sus manos para probarlo.

(o también no saben lo que NO quieren)

He leído mucho que una cosa es lo que la gente dice que hará y otra la que hace. Una cosa es que te digan que si lo compraría y otra que realmente te compren.

Por ejemplo en mi país se lanzo una versión de la gaseosa más popular en el Perú. La llamaron moradita porque tendría el sabor y color del refresco más popular: la chica morada. Que sale de hervir maiz morado, endulzarlo y echarle gotas de limón. El estudio de mercado arrojó una gran aceptación. Pero cuando lo sacaron al mercado, fue todo un fracaso.

Lo que sucede también es que somos humanos. Erramos. Puede ser que conozcamos la necesidad, el problema. Pero, no acertemos en el cómo satisfacer esa necesidad o resolver el problema. Aquí encontrarás muchos ejemplos de lo que te digo.

 

Prueba en el mercado. Saca un prototipo.

Estos últimos años se ha hecho famoso el concepto de «MVP» siglas de producto mínino viable. Con el MVP se busca validar tu idea sacando un prototipo. Una versión mínimamente viable de tu servicio o producto y sales y la muestras al mercado. En otras palabras, sal a vender directamente.

(Hey, no estoy diciendo que gastes millones! Ni que vendas algún órgano :P)

En otro post te compartiré formas que otros usan para probar sus productos 😉

No sé si por nuestra formación, pero algunos tendemos a pensar que un estudio de mercado debe si o si hacerse. Le damos una importancia diría yo que mayor a salir y ponerse a vender un prototipo. Yo me acostumbré a llenarme de documentos. Papeles y más papeles. Es como si me escudara en ellos.  Si te justificarás el por qué aún no lo pruebas en la realidad. Por qué aún no saltas a la piscina.

Como si buscaras seguridad. ¿Seguridad de qué? Sacar un negocio, emprender tiene riesgos. Vivir sin riesgos? Pa’ qué?¿La vida hay que vivirla o no?

Escribo esto y me pongo a pensar en todas aquellas otras fascetas dónde si he arriesgado. O lo mucho que me queda por preguntar a mi mamá sobre lo que ella y mi papá arriesgaron al venirse a Lima y empezar su negocio casi sin capital.

¡Espera Tania!

Pero hasta ahora has hablado de grandes empresas. Yo no soy Steve Jobs ni Elon Musk. Bueno te voy a contar algo personal.

Hace unos día mi mamá me contó cómo mi papá fue el primero en vender ajo pelado allá a principios de los 70’s en el mercado de abastecimiento en el que trabajaban. A él se le ocurrió y lo sacó. No hizo el gran estudio de mercado. Siguió su intuición (y seguro que también tuvo ojo para ver lo que el resto hacía y lo que la gente pedía). Gracias a esto pudo hacer una suma importante de dinero.

Eso sí, a los dias lo copiaron. Él no supo darle un valor diferencial. Pero en fin, lo hizo. Y mi papá no fue el «gran visionario» o alguien de otro mundo. Era alguien como tú y yo.

¡No! Creo que no era como tú y como yo. No tenías las facilidades que tenemos. Él solo tenía de estudios la primaria. Era alguien que tuvo que dormir en su puesto porque no tenía dinero para alquilar un cuarto. Pero, tenía algo y eran las ganas de progresar. De enfrentar sus miedos y arriesgar.

(Y te digo que recién me entero). Por eso aprovecho para preguntarte. ¿Has hablado con tus padres? Estoy segura que algo aprenderás 😉

Esa es una de las razones por las que escribo esto y me comprometo a sacar un MVP para la idea que tengo en mente.

No olvides el poder de una buena estrategia de Marketing y el poder de un buen vendedor

¿No dicen que todo se puede vender? ¿que nuestro producto es solo parte de esa fórmula? Cuestionable ¿no?

¿Y tú qué opinas?

15 Hábitos que deberías conocer y cómo adquirirlos

«Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito.»- Aristóteles

¿Qué debería conocer? Mmm, vale depende. Es como muchas otras cosas de la vida. Las vemos, conocemos, las tenemos allí pero si no hacemos algo…nada pasará.

¿Cómo llegué a ellos? Buenos, los primeros días de Agosto del 2016 decidí empezar una vida con hábitos saludables. Ese mismo día empecé ordenando mi cuarto con un método japonés bien guay 😀 (pronto un post al respecto). Días después, encontré un video de Sergio Fernández con relación a los hábitos.

 

Nunca me había planteado profundizar seriamente en hábitos saludables. Yo iba a mi modo y ya. Pensaba que eso de los hábitos era muy controlador, que no era para mí 😛. Era del tipo «go with the flow». Ni me daba la oportunidad de probarlo. Pero esta vez decidí escucharlo y probarlo. Total yo era otra.

Por lo que he aprendido hasta ahora, puedo decir que es un gran resumen de hábitos saludables. Algunos pueden ser cuestionables, pero los invito a probar y quedarse con los que les funcionen. Acoplarlos a mi vida, me han servido un montón.

Líneas abajo resumo la lista de hábitos más resaltantes para mejorar nuestra salud, lo profesional y lo económico. En otros post compartiré el porqué, de los hábitos más importantes o los que me pidas. Incluiré estudios científicos.

Porque si eres como yo no te basta con que te digan lo que tienes que hacer ¿no? Te gusta cuestionarte las cosas y aunque algunos digan que nos complicamos…¡bah! Así nos queremos <3).

Empezamos!!

#1 Dormir bien y acostarse temprano

Sí, sí lo típico. Pero a qué no es cierto? ¿cuántas veces a la semana lo cumples? En mi caso, poco. Pero, ya me he planteado estar en cama máximo a las 10:00 am. El tema del número de horas dependerá de c/u. Yo me muevo entre 7-8hrs. Incluso si me acuesto más temprano pueod levantarme antes.

#2 Evitar alimentos procesados. Que el 70% de tu dieta sea vegetariana.

#3 No prender la TV. Elegir lo que queremos ver.

Esto me ayudó muchísimo. Me dio bastante tiempo para otras cosas. Usa ese tiempo para formarte, aprender o crear.

#4 No te quejes nunca. Si algo no te gusta, CÁMBIALO.

Cero dramas. En serio. Te lo dice alguien que ha sido de las más dramáticas :P. Es como si quejarte o estar dolida por algo no te dejará ver más allá. Te engañas pensando en que quejándote cambiarás algo. Y no, no cambias o solucionas nada. Debes pensar qué puedes hacer para cambiar esa situación.

#5 Usar tiempos muertos para aprender a través de un podcats, video, libro, audio libro, etc.

#6 Leer 1 libro a la semana.

Y no cuentan novelas. Este año me propuse empezar con 1 al mes. Ya voy 3. Tip: si un libro te está costando, déjalo y empieza con otro. Eso lo aprendí de Aaron Benitez. Según él, los libros son como las relaciones.

#7 No compres, alquila.

No lo entendía, ahora lo entiendo. Aunque es cuestionable este punto, creo que lo que Sergio quiere decir es que no nos aferremos a lo material. Total, esto se pierde. Eso no quita que invirtamos en bienes raíces. Escuestión de ver el costo-beneficio.

#8 Celebra las buenas noticias, tu cumpleaños, etc. (me cuesta aún)

#9 Invita a comer a alguien y ESCUCHA, interésate genuinamente, al menos 1 vez al mes.

Esto no lo entendía para nada. Casi 6 meses después he entendido su importancia 🙂

#10 Tomáte al menos 1 vez al año, un tiempo sabático para nutrirte emocional, nutricional e intelectualmente.

#11 Llegar 10 minutos antes a toda reunión

#12 Dedicar un tiempo para CREAR, INNOVAR y PROBARLO. Acostumbrate al «no». Te llevará al éxito.

#13 Ahorrar al menos el 10% de tus ingresos.

#14 Haz tu PRESUPUESTO PERSONAL el primer dia de cada mes. Revisar ingresos, egresos, pasivos y activos.

Voy 6 meses registrando todos mis gastos y puedo decir que es un antes y después. En serio que es útil tener tus finanzas controladas. En físico o en la nube, pero nada de confiarse de la mente.

#15 Un ratito en SILENCIO antes de salir de la cama (5, 10, 15 minutos).

Simplemente no pensar en nada. Equivale a meditar. Estar en el presente y el ahora.

Las yapitas 😉

#16 Planteate 3 objetivos pequeños al día.

#17 Cada día antes de dormir agradece por todo lo bueno de tu día

 

¿Cómo adquirirlos?

Mi consejo es que empiezes por uno cada semana. Aunque depende de cada persona. En mi caso algunos fueron fáciles de incorporar y otros aún me cuestan. Pero soy consciente de que hay que hacerlo.

#1 Para empezar escoge los que sean más afines a ti.

Por ejemplo yo empecé por comer más sano. Luego incorporé el ejercicio, el hábito de lectura, dormir temprano y así. El último que acoplé fue el de meditar. Me costó mucho y aún batallo.

#2 Empieza con uno a la vez

(aunque si eres medio cabezota como yo puedes empezar con 3 :P)

Una vez tengas uno que se vuelva parte de tu rutina el siguiente será más fácil.

Al inicio, me sirvió tenerlos por escrito e ir haciendo checks a diario y luego semanal según los cumplía. Un pequeño registro en un cuadernito ;).

#3 Mejor hecho que perfecto

Es mejor que lo hagas así no tengas ganas o no te salga como quisiera. Al inicio cuesta, pero no abandones.  Vas acostumbrando al cerebro y a tu cuerpo. Si un día no tienes ganas de hacerlo…

descansa.

¿Descansa? NO. #bitchplease. Hazlo. Es alli dónde se va formando el hábito.

Oblígate a hacerlo.  Por ejemplo hay días que no quería hacer ejercicio. Pues no hago 1 hora, hago menos. No le doy a fuerza o intensidad que sé que podría, pero lo Hago. Lo hago.

Dicen que si algo es importante para uno encontrará cómo hacerlo. Pero, seamos sinceros en ocasiones, la flojera nos quiere ganar. Es por eso que digo lo de obligarnos. Verás como luego se vuelve en rutina. Dicen que toma entre 20-40 días formar un hábito. Prueba y Haz.

 

Confesión: durante agosto/setiembre fui bien friki con el tema de los hábitos.

Leía muchos consejos de libros y blogs para implementar hábitos, etc. Quería encontrar el mejor método.

Quería controlarlo todo.

Pero a mi eso no me funciona del todo. Al final me di cuenta que necesitaba un tiempo al día dónde vaya a mi modo. No rayarme encontrando el mejor método. Simplemente escoger un hábito y hacerlo. Es lo que ahora me funciona en esto de los hábitos saludables.

De todas formas, si quieres puedo profundizar en cómo lo hago.

¿Qué opinas? ¿eras como yo que evitaba este tema de los hábitos y vas más tu modo? o como mi yo de ahora que trata de tener hábitos y también un tiempo en el que va a su bola? o eres alguien friki de los hábitos? 😉

Éxito y dinero fácil y rápido: cómo no caer en las garras de embusteros

«Los dos guerreros más poderosos con los que se puede contar son la paciencia y el tiempo» – León Tolstói

 

Estos últimos meses he leído comentarios acerca de la proliferación de páginas cuya publicidad te garantiza tener éxito o dinero rápido, sin o con poco esfuerzo o en un plazo de tiempo determinado. Uno de los que reflexionó acerca de eso fue mi amigo Chistian Korwan en esta entrada, y esta otra.

«webs del tipo para ganar exito, ganar dinero…hay tantas y son similares a veces empiezo a pensar o que son la misma persona o que es un patrón exitoso»

Yo también he notado ese tipo de promesas. Navegando en la web o por mis amigas me han pasado links de charlas de supuestos negocios multinivel (que para mi eran una estafa piramidal), webs del tipo «el negocio del siglo», etc.

 

Cuando me hablaban de eso y empezaban con sus técnicas de publicidad, por dentro ardía (jejeje) recordando cuando me dejé estafar.

ATENCIÓN: En el artículo voy a referirme a «dinero» o «exito», pero puede aplicarse a lo que sea que te estén ofreciendo. Ejemplo: «cuerpo que deseas, los kgs que puedes perder, los clientes que puedes captar, etc.

Quiero recordarte que hay 2 partes involucradas. El que busca ese tipo de información y el que lo vende. El primero lo dominas. Eres tú y puedes decidir aceptar o no. El segundo va a seguir hasta que tú lo permitas. Si no hubiese gente que quiere y busca estas cosas, no habría gente vendiéndolas. Es la ley de la oferta y demanda.

No puedo negar que yo misma me he visto tentada y he caído en eso de «rápido y fácil». Pero, ya no más. Por eso hoy compartiré cómo evitar caer en la publicidad engañosa de embusteros y comprar impulsivamente desde mi experiencia. ¡Allá vamos!

 

#1 ¡Cálmate, Sincérate y Analiza!

Ya sea dinero, perder peso, éxito, libertad financiera, etc. Al leer o escuchar lo que vas a conseguir relativamente rápido y fácil, empiezas a alucinar. Además te dicen que tendrás tiempo para lo que quieras. O que trabajarás de cualquier parte (por ejemplo en una playa del Caribe ahhh :), mientrás tu dinero trabaja para ti. Incluso que ya no trabajarás.

Seguro tus ojos están brillando al leer o escuchar todas esas palabras mágicas. Al ver esas sumas de dinero, tu mente empieza a pensar todo lo que harías con ello. Al ver todos esos testimonios te empiezas a convencer. Seguro estás a punto de decir #Shut up and take my money, ¿no?

Pues bueno…

Deja de leer esa publicidad. ¡Déjala! Salte de la charla a la que has ido (y date un #Bitchslap de mi parte). No te apresures. Calma, analiza y recuerda.

Muy dentro tuyo sabes que algo fácil y rápido no van de la mano. Si es rápido, te va a costar otra cosa. Todo en la vida cuesta en mayor o menor medida. Así que le vas a tener que poner esfuerzo a lo que sea que quieras lograr. Además, de ponerle su cuota de paciencia. Recuerda lo que me pasó a mi por querer algo rápido y fácil. Ojo: No estoy diciendo que sea súper difícil o imposible :D. No. Solo que hay que ponerle esfuerzo y paciencia y más si es algo grande lo que quieres hacer ;).

Tania, espera…¿Y la suerte?

Sí, puede suceder. Pero, es eso: casual y fortuito. No es algo seguro como esa publicidad te garantiza. Además, ¿realmente quieres ser recordad@ por eso? ¿No que querías dejar tu huella en el mundo, ser un ejemplo para el resto, labrarte una buena reputación?

Copio lo que dice mi amigo Christian respecto a su visión de negocios:
«Siempre intento ver qué viabilidad a largo plazo me da un proyecto, cuantos años podré vivir con ese negocio, que marca personal me creo, que reputación logro, cómo me verán los demás, que mejora quiero lograr en los demás, cuál es el legado que dejaré.»

 

#2 Verifica que el experto que te quiera vender el servicio o producto sea un ejemplo de lo que predica

¿Qué haces cuándo te gusta alguien? haz lo mismo. ¡Sí, stalkear!

Recopila información de ese experto y de su empresa.

  1. Entra a google y busca información del experto y también de la empresa. ¿Cuánto tiempo tiene activa la empresa? ¿Hay alguna queja o denuncia? Intenta con: <estafa «nombre de la empresa»>. Puedes intentar lo mismo en Youtube. La idea es tener otros puntos de vista.
  2. Entra a su web profesional y/o personal. Busca sus artículos y proyectos.
  3. Entra a Linkedin y busca si tiene referencias. Revisa las empresas o particulares para los que ha trabajado.
  4. Entra a Facebook, lee comentarios. Ve la interacción con sus seguidores.

¿No tiene un lugar donde habla de sus proyectos y demuestre con hechos lo que enseña? ¿No tiene artículos? mmm, sospechoso. Yo que tú, no doy mi dinero.

Te lo pongo más claro:

Te dice que te dará el sistema para conseguir la libertad financiera. ¿Lo ha conseguido ya?¿En su web cuenta en qué invierte, en qué proyectos ha trabajado? ¿demuestra la rentabilidad de sus inversiones?

Te dice que te dará el método para que pierdas «X»kg en un mes. ¿Él/Ella lo logró y se mantuvo? ¿Cuál es su historia? ¿Hay fotos?

Resumen: tiene que demostrar que ha conseguido lo que él te va a enseñar a lograr. No que vive solo de venderte el producto, curso o servicio.  Busca alguien qué está donde tu quieres estar. 

#3 Lee bien lo que te están ofreciendo y cómo te prometen que lo lograrás

Lee bien. Olvídate de las cifras de dinero. Repito. Lee bien. Analiza. Cuál es el producto o servicio exacto por el que estás pagando. Fíjate en el método que te proponen para lograrlo. ¿Ese método se adecua a ti o a cómo aprendes?¿Hay garantías de devolución?¿puedes retirarte cuando quieras sin tener que pagar alguna mora?

Recuerda leer tú esa información. No les preguntes a ellos o a tu amigo/a que te llevó. Busca su página web o lee documentos que ellos tengan. No firmes nada, pero nada sin antes dejar pasar unas horas y luego leer detalladamente lo que dice.

Aqui te indican cómo diferenciar una estafa piramidal de un negocio multinivel legal.

#4 Cuidado con los testimonios/fotos

Hace poco me enteré que se podían comprar «falsos» testimonios por internet. Mira aquí. Incluso si son testimonios por escrito, ten cuidado. Si hay fotos, cuidado. Se pueden editar. Cada persona es un mundo. No se puede asegurar o garantizar algo. Tus logros, dependen de ti.

 

#5 Si quieres hacer un negocio ¿por qué no buscar un mentor?

He agregado este punto luego de leer este interesantísimo artículo de Fernando Guerrero. En internet abundan los gurús. Muchos de ellos son como depredadores que solo ven por su propio beneficio. Él menciona una frase que se me quedó: “Nunca pidas consejo a alguien con quien no querrías cambiarte”. (Yo solamente agregaría que hay que tener cuidado pues en ocasiones ocasiones nuestra terquedad o soberbia no nos deja ver cosas buenas de otras personas).

Fernando recomienda buscar a un mentor. Que sea alguien que conozcas. No es necesario ir lejos. Busca en tu círculo: algún amigo, conocido, un profesor, etc. Alguien queesté haciendo lo que tu quieres hacer. Que haya logrado cosas que tú quieres lograr.  Que esté dónde tú quieres estar. Podrías invítarle un café 1 vez al mes.

Una cosa más, recuerda que hay otras formas de arriesgar o salir de tu zona de confort. No te dejes convencer por este argumento.

¿Qué opinas?¿cuáles son tus experiencias al respecto? Agradeceré tu opinión 😀