La vida es como un juego

la vida es como un juego

«La vida es como un juego. No te tome las cosas tan en serio, Tania».

Me decía muchas veces mi querido «C» cuando yo le contaba como me estresaba y ponía super ansiosa por lo que me pasaba. La primera vez que me lo dijo fue el 2017.  Nunca antes había escuchado usar la palabra «juego» de esa forma.

Este 2018 volví a escucharla de una persona emprendedora que conocí hace poco. Él dijo algo así como: tienes que empezar un negocio como un juego. Se me escapó preguntarle a que se refería exactamente (un poco por verguenza, no sé por qué). Pero lo entendí como que  debía divertirme¿?

Hace unos día viendo un juego (partido de fútbol) noté algo muy interesante. Una analogía entre lo que pasa en un partido de fútbol y la vida en si misma. Fue mientras escuchaba el partido de Colombia vs Senegal para definir su pase a octavos en el mundial de Rusia.

(Aclaro que no soy tan seguidora de fútbol, así que si digo algo «incorrecto», entiéndanme jajaja)

Empezó Senegal confiándose y ya cuando perdía, se empezaron a desesperar. Sobre todo uno de las principales figuras. Se amargó y empezó a discutir y renegar con los demás jugadores y con los árbitros. Es allí cuando el locutor dice: «Qué lamentable o que pasó con xxxx, su furia afectó en su rendimiento. Se dejó llevar por ella». Luego, el conducto indicó lo importantísimo del estado y actitud mental durante un partido. Mencionó que una vez que te dejas llevar por ese tipo de arranques de furia en la cancha, te sales del juego. Y una vez que te sales, «pierdes».

Claro, pensé. El jugador se quedó perdido renegando por un «casi gol» que falló y  por sus errores. Su mente estaba en el pasado, perdida en sus pensamientos (poco útiles) olvidándose de estar presente en el partido,  en lo que pasaba en ese ahora. El jugador se perturbaba por el resultado negativo y no lo aceptaba, por lo tanto no podía continuar a su 100%.

A eso se refería  con que te sales del juego.

Allí tuve un «AHA-moment».  Eso precisamente me pasaba tanto y me sigue pasando con mis miedos. Yo cuando discutía con alguien o me molestaba por el comportamiento de alguien, me quedaba afectada. Me quedaba renegando, arrepentida o entristecida por aquello que pasó o hice mal. En el caso de mis miedos, me pierdo en los que me dice mi mente.

Y así como en un partido de fútbol, si te dejas llevar por eso…te sales del juego.

Te olvidas de poner tu mente en lo que vives ahora y en lo realmente importante. Y eso mismo te puede llevar a «perder». Perder tiempo y energía para dedicarle a tus proyectos y sueños personales. Perder (o no ver) momentos de alegría, de compartir con los que quieres, etc. De estar con todos nuestros sentidos, de simplemente vivir la vida.. ¿No te parece?

Es así que vi que lo que sucede en una partido o juego de fútbol es muchas veces similar a lo que nos pasa en la vida, misma.

Para cerrar lo anterior, te comparto una parte del libro «The Stress-Proof Brain» donde se menciona que la forma en cómo reaccionas ante los hechos que te pasan, determina tu calidad de vida.

 

Ok, Tania ¿Pero, qué hacemos para no salirnos del juego de la vida?

Hay muchos caminos, como todo en la vida, pero el que estoy probando es la Meditación  Mindfulness. Por eso me agradezco enormemente haberme regalado mi curso de meditación y yoga para la ansiedad. La meditación la realizo enfocándome en mi respiración. Pronto, haré un artículo compartiendo lo que voy  aprendiendo de meditación, aceptación y budismo. Se me hace un mundo fascinaaaaante :D.

 

Y para finalizar, quería compartirte una «duda». Es común que muchos más hombres jueguen fútbol y desde pequeñitos. ¿Será ese el motivo por el que muchos de ellos no se tomen las cosas de forma tan personal como hacemos muchas o algunas mujeres? O quizás es solo una creencia mía que las mujeres seamos más susceptibles a eso.  Por otro lado, pasará lo mismo con niños que se exponen a juegos o competencias? . Yo de niña casi nunca jugué ningún deporte ni juegos infantiles. ¿Tú qué opinas?

(Photo by Click and Boo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *